Área Clínica

¿Por qué ir al psicólogo?

A menudo nos encontramos con ideas erróneas y cierto desconocimiento sobre lo que hacen los psicólogos, de qué problemas se ocupan y por qué deciden las personas acudir a una terapia. En esta entrada se pretende contribuir a clarificar estas dudas y disipar ciertos temores. Todos podemos necesitar la ayuda de un psicólogo en un momento dado con el fin desuperar momentos difíciles o de ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida, sin que ello signifique que la persona padezca un desequilibrio o una enfermedad mental. Cuestiones de la vida cotidianapueden generar problemas que los psicólogos podemos ayudar a afrontar.

Las personas a lo largo de nuestra vida vamos desarrollando comportamientos que nos ayudan a adaptarnos a las demandas que en cada momento plantea nuestro entorno. Estas conductas o habilidades de adaptación son aprendidas; no son innatas, sino que las vamos desarrollando desde que nacemos y a lo largo de la vida en una interacción constante con nuestro entorno. Una vez aprendidas, constituyen nuestra manera de hacer frente a las situaciones que se nos van presentando: Forman nuestro Repertorio Básico de Conductas. Este repertorio de conductas puede ser diferente de una persona a otra, ya que los entornos a los que cada uno nos hemos tenido que adaptar y las influencias a las que nos hemos visto expuestos son diferentes.

En ocasiones, el entorno plantea demandas para las que no disponemos de conductas de afrontamiento adecuadas o ante aquello que se nos plantea, adoptamos un modo de afrontamiento que resulta inadecuado y a la larga empieza a resultar problemático. En ese momento es cuando pueden aparecer lo que llamamos problemas psicológicos.

¿Qué es un problema psicológico?

Los Problemas Psicológicos surgen en un intento de adaptación de la persona con su medio que resulta fallido o inadecuado, causándole malestar y problemas en su día a día. Se trata no obstante, de problemas de la Conducta/Comportamiento (problemas desarrollados o “aprendidos” durante el proceso de adaptación a las situaciones vitales) y no de enfermedades. Se deben a que se han desarrollado conductas de afrontamiento inadecuadas o no se han aprendido las adecuadas. En tanto en cuanto son problemas derivados de experiencias de aprendizaje (o ausencia de las mismas), se pueden modificar o eliminar. Eso es lo que hacemos los psicólogos.

¿Qué hacen los psicólogos?

La Psicología es la disciplina que se encarga del estudio del comportamiento y los Psicólogos Clínicos estudiamos los comportamientos problemáticos de las personas para tratar de modificarlos en base a los principios del aprendizaje. Partimos del supuesto de que tanto la conducta adaptativa (nos ayuda a manejarnos de forma adecuada en nuestro entorno) como la conducta problemática (nos genera malestar y problemas), se aprende siguiendo los mismos principios de aprendizaje, por tanto, la conducta problemática podrá ser modificada o eliminada, en base a esos principios.

Los psicólogos analizamos el comportamiento problema para explicar por qué se está manteniendo y hacemos uso de un conjunto de Técnicas Psicológicas (Técnicas de Modificación de Conducta) avaladas por estudios experimentales y basadas en los principios de aprendizaje, con el fin de producir esa modificación o eliminación de los problemas.

¿Qué es un tratamiento psicológico?

El Tratamiento Psicológico es el medio a través del cual el psicólogo lleva a cabo, junto a la persona que acude a tratamiento, los procedimientos necesarios para modificar y superar los problemas que le traen a terapia. Durante este proceso, la persona adopta un papel activo, siendo el psicólogo sólo un guía que pone sus conocimientos teóricos y técnicos al servicio del cliente, respondiendo siempre a las características del caso.

Puesto que no todos hemos tenido las mismas experiencias de aprendizaje, ni a todos se nos han planteado las mismas demandas del entorno, no todos tenemos las mismas habilidades ni los mismos problemas. Por tanto, cada caso es único y debe ser analizado e intervenido atendiendo a esa especificidad.

El Desarrollo de la Terapia

La Terapia se desarrolla en una serie de fases cuya duración depende de diferentes variables: La gravedad del problema, la implicación de la persona, condicionantes existentes en el entorno…

1)      Fase de Evaluación –> conocer el problema: Durante esta fase se trata de clarificar los comportamientos problemáticos que traen a la persona a buscar ayuda, a través de la entrevista y otros instrumentos de evaluación.

2)     Explicación del Análisis del Problema –> explicar el origen del problema y su mantenimiento: Tras la evaluación ofrecemos a la persona el Análisis Funcional, que consiste en una explicación de su estado actual y cómo ha llegado hasta ese punto. Se marcan objetivos de intervención y un plan de tratamiento para solucionar la situación problema.

3)     Fase de Intervención –> modificar el problema: Durante la intervención, se enseñan a la persona una serie de estrategias que le ayudarán a modificar la situación en que se encuentra y a afrontarla de un modo más saludable y menos problemático. Todo ello con la ayuda y la supervisión del psicólogo, pero con un papel muy activo por parte de la persona.

4)     Fase de Seguimiento –> consolidar los cambios y mejoras: Durante el seguimiento las sesiones cada vez son más espaciadas y el psicólogo se asegura de que los cambios que han tenido lugar en la persona se mantienen y se cristalizan, pudiendo las estrategias enseñadas generalizarse y ser de ayuda en otras situaciones. En este sentido, la terapia tiene también una función preventiva de nuevos problemas.